XI Jornada AMEG

La profesora Begoña Carbelo participó como conferenciante en la XI Jornada AMEG, celebrada el pasado 29 de mayo. La conferencia llevó por título "Emociones; el arte de concienciarte: impulsa tu vida", y este es el resumen que nos hace de la misma:

“La felicidad no es un ideal de la razón, sino de la imaginación”, Immanuel Kant.

Las emociones impregnan la vida y en la etapa de la vejez suceden las mismas emociones que en otras etapas de la vida.

El envejecimiento es un proceso de maduración que se puede decir que comienza cuando nacemos, la cuestión principal es que la actitud y la forma de pensar influye directamente en como sentimos y actuamos en nuestra vida, condicionándola y llevándonos a vivir con una magia especial, o por el contrario con deficiencias que podrías evitarse.

Nuestra conciencia, juega un papel relevante. Todo ser vivo tiene dos formas de conciencia: la primitiva, que solo evalúa y reacciona ante los acontecimientos, es la mente distraída y fuente de i infelicidad (ahí permanecemos el 95 % del tiempo de vigilia)y la autoconciencia, que nos permite evaluar el presente, el futuro, hacer planes y optar en nuestras reacciones frente a los estímulos. Es la mente intencionada, la creativa, fuente de felicidad, pero ahí conectamos ocasionalmente, un 5% del tiempo que permanecemos despiertos, con suerte.

Las emociones siempre nos acompañan frente a lo que pensamos, por eso es tan importante centrar la atención dispersa y “crear” momento a momento nuestra vida. Eligiendo y detectando lo que pensamos para gestionar nuestras emociones. Lo pensado genera sentimientos y nos hacemos “adictos” al enfado, tristeza o el miedo pero también por el contrario podemos hacernos adictos a emociones como la alegría, amabilidad o bondad que “provocan serotonina” y nos hacen sentir bien. En definitiva hay una elección personal en cada emoción, lo que sucede es que no nos damos cuenta porque estamos en la mente distraída.
entrega de premios