Inicio > Espiritualidad y Valores


Centro Universitario de Ciencias de la Salud San Rafael - NebrijaEspiritualidad y Valores

UN SERVICIO PARA LA ATENCIÓN INTEGRAL

Así al cuerpo como al alma (1) …

_________________________________________________________________________

En tanto que Orden religiosa católica, la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios entiende sus obras como obras apostólicas y asume el compromiso, dentro de la Iglesia y de la sociedad, de observar, defender y anunciar los principios evangélicos.

La constatación expresa en la Carta de Identidad de la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios de la necesidad de la formación humana, “entendida como aquella que se orienta a estimular el autoconocimiento y a ahondar en todo lo relacionado con la persona y con la sociedad” (C.I. 6.1.1) alcanza sin duda a todas las obras de la Orden, pero ha de cobrar una dimensión específica en sus centros de formación.

Si, además –como reconoce la nota preliminar del documento presentado ya en mayo de 1994 por la Congregación para la Educación Católica, el Consejo Pontificio para los laicos y el Consejo Pontificio de la cultura, bajo el título de Presencia de la Iglesia en la Universidad y en la cultura universitaria- “la Universidad, y de modo más amplio, la cultura universitaria, constituyen una realidad de importancia decisiva”, pues “en su ámbito se juegan cuestiones vitales y profundas transformaciones culturales, de consecuencias desconcertantes y que suscitan nuevos desafíos”, el esfuerzo de la Orden por articular en este contexto un programa de pastoral, entendida en su sentido más amplio, está más que justificado.

Cabe, incluso, traer a este terreno la conocida cita de la carta de San Juan de Dios a Guterre Laso que abre estas líneas y que enlaza con el “consolallos en lo espiritual y temporal” del que habla Castro en la primera biografía del santo (Castro XIV) En la búsqueda de una formación integral, a la formación específica orientada a una profesionalización de calidad –digamos que dirigida al cuerpo- ha de unirse esa otra dimensión del alma. En un Centro Universitario destinado a la formación de personal sanitario, contemplar al ser humano en su complejidad es esencial. Esa mirada totalizadora que aspira a preparar para una atención y acompañamiento en todas las dimensiones de la persona (C.I. 5.1), incluida la espiritual y la religiosa, bien puede comenzar a proyectarse ya sobre el propio alumno, atendiendo a esas facetas en el desarrollo de su formación.

Volviendo a la Carta de Identidad (6.1.1), se trataría de trabajar para que “la formación técnica y profesional, por una parte, y la formación humanística y ética, por otra” corran “paralelas a lo largo de la formación” y de intentar ese “plus de motivación” que se reconoce necesario para la formación en filosofía y criterios carismáticos de la Orden.

En torno a la actividad de un Centro Universitario gira buena parte de la vida de profesores, alumnos y personal de administración y servicios; es terreno de desarrollo profesional, pero también de encuentro personal. Para los alumnos, especialmente, está, además, asociado a una etapa significativa de sus vidas, cargada de descubrimientos y cuajada de dudas. Independientemente de su naturaleza concreta, un Centro Universitario es y debe ser terreno de profunda agitación interior en tanto que marco de búsqueda de la Verdad.

La fe que anuncia la Iglesia es una fides quaerens intellectum que debe impregnar la inteligencia del hombre y su corazón, “ser pensada para ser vivida”, subraya el documento vaticano de 1994 ya citado. Así, la Universidad, ha de ser uno más de los ámbitos –pero especialmente cualificado- para el diálogo abierto entre fe y cultura.

La larga experiencia en Pastoral de la Salud de la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios permite articular una Pastoral universitaria según el estilo de San Juan de Dios. Tanto el Documento Marco de Pastoral presentado por la Provincia de Castilla en 2010 bajo el título de Evangelizar desde la Hospitalidad y coordinado por Benigno Ramos, Valentín A. Riesco y Donaciano Martínez, como el exhaustivo La Pastoral según el estilo de San Juan de Dios, preparado por la Comisión General de Pastoral de la Orden y publicado en Roma en 2012, ofrecen con claridad directrices generales para diseñar un proyecto –como el propio documento romano contempla para otros ámbitos- diferenciado y adaptado a las necesidades de la realidad universitaria. Consideramos prematuro, en todo caso, abordar ahora la redacción de ese proyecto con la solidez que merece. Ofrecemos un primer borrador con algunas iniciativas que sirvan para iniciar el camino, que permitan testar el grado de receptividad y de adaptación a la realidad del Centro San Rafael – Nebrija y cuya evaluación faculte para el diseño de un plan a más largo plazo y, si procede, más ambicioso.

Justo es dejar anotado, en todo caso, que ya con anterioridad a la propuesta que ahora presentamos fueron redactados algunos documentos de trabajo, mereciendo ser citado el realizado por el Hno. Juan Antonio Diego con el título de Pastoral Universitaria desde la Hospitalidad de San Juan de Dios, que, a pesar de lo esquemático de la propuesta, deja testimonio de la preocupación por esta pastoral específica, del deseo de abordarla y apunta líneas de actuación muy valorables, diseñando encuentros formativos, actividades celebrativas, dinámicas de acompañamiento, acciones solidarias y vocacionales.

Para sintetizar los objetivos básicos del presente proyecto anotamos –apenas retocados o completados en algunos aspectos- los que en el Documento Marco de Pastoral de la Provincia señalaban en relación con la atención pastoral a diferentes sectores (Evangelizar desde la Hospitalidad, 99, 100, 101)

- En relación con cuantas personas forman la comunidad universitaria, el ministerio pastoral se inspira en el carisma de la Hospitalidad y en la identidad católica que da sentido y anima cada uno de los servicios que ofrece la Orden. La acción pastoral se expresa en acciones orientadas a:

• Favorecer la relación personal, creando un ambiente de cercanía que inspire confianza y familiaridad, en el que se valoren las cualidades humanas y profesionales y se contribuya a reconocer el sentido último de la tarea desarrollada.

• Ejercer una escucha atenta.

• Generar o favorecer cauces de encuentro donde la comunidad universitaria pueda, en función de su situación de partida:
  • Conocer, reflexionar y/o compartir ideas en torno a la dimensión espiritual del hombre(2), prestando particular atención a aquellos aspectos más directamente vinculados a la formación académica impartida en el Centro.
  • Conocer, reflexionar y/o compartir ideas en torno a la dimensión religiosa del hombre, planteando cuestiones generales, comunes o privativas de distintas religiones, atendiendo siempre que sea posible a cuestiones ecuménicas y prestando particular atención a la fe católica.
  • Acceder a espacios y tiempos de oración y celebración de la fe católica (desde la que se harán propuestas ecuménicas y se respetarán otras confesiones o religiones)

• Ejercer la denuncia profética y encarnar la Hospitalidad y la Misericordia.

• Trabajar de manera coordinada, apoyando, impulsando o canalizando iniciativas de Pastoral Juvenil y Pastoral Vocacional, así como las desarrolladas por el SAER del Hospital San Rafael.

• Colocando como hitos los que señala el documento de la Comisión General de Pastoral varias veces citado, se trata, en definitiva, de desarrollar una pastoral entendida como acompañamiento, que tiene presente el encuentro con el mundo del sufrimiento, que toca al hombre, profética, inspirada y que aspira a mirar y actuar según la perspectiva de Jesús como Buen Pastor, abriendo además espacios para los cuatro diálogos (de la vida, de la acción, de la experiencia religiosa y del intercambio teológico) que contempla la Carta de Identidad.

COMISIÓN DE ESPIRITUALIDAD Y VALORES

 

_________________________________________________________________________

(1) De la segunda carta de San Juan de Dios a Guterre Laso.
(2) Atendemos a la nomenclatura e ideas expuestas en: La Pastoral según el estilo de San Juan de Dios, Orden Hospitalaria de San Juan de Dios – Comisión General de Pastoral, Roma, 2012, pp. 55 – 59.

RESPONSABLE

Gerardo Díaz Quiros

91 564 18 68

Pº de la Habana, 70 bis 28036 MADRID

gdiaz@nebrija.es